Obligaciones básicas de una sociedad legalmente establecida

 

Los salvadoreños hemos aprendido con el tiempo, a trabajar en equipo. Unir nuestras habilidades personales con las del grupo en momentos difíciles en los que se ha necesitado y de esta forma salir adelante, es una característica que nos representa como ciudadanos, es por esto que al momento de la creación de un emprendimiento, muchos de ellos se forman en sociedades. Esto significa, que son grupos de personas que tienen objetivos en común y deciden formalizarlos, adquirir la personería jurídica para poder operar y llevar a cabo las gestiones comerciales que consideran pertinentes en su emprendimiento.

Esto acarrea muchas responsabilidades de distinta índole. Desde las que pasan por lo jurídico, operaciones básicas contables, retención de impuestos, entre otros. Acá hemos pensado en acercar un poco más la posibilidad de conocer sobre el tema y acceder a las plataformas y lugares directos en donde estos trámites se realizan.

Cuando la sociedad está registrada ante una institución de gobierno, adquiere obligaciones, algunas obligaciones son mensuales, otras son anuales. Si usted lo realiza con cierta periodicidad, le dejamos acá el link a la mano.

En él encontrará los documentos necesarios, formularios y demás: http://elsalvador.eregulations.org/procedure/162/26?l=es

Según el sitio web del Ministerio de Hacienda: “Las sociedades registradas a IVA deben declarar y pagar mensualmente el 1.75 % sobre los ingresos brutos por medio del sistema anticipo a cuenta. La declaración y el pago deben ser hechos durante los primeros diez días hábiles de cada mes.”

Solo por si acaso no lo sea, le dejamos  el link para que pueda registrarse como declarante. En él encontrará los requisitos tanto para personas naturales como las jurídicas.

Pero si usted está ya registrado, también le dejamos por acá el link con todos los pasos detallados para pagar la renta. Además de los documentos necesarios para realizar el trámite y la duración estimada.

Recuerde siempre realizar a tiempo sus pagos y saber delegar este tipo de tareas o realizarlas personalmente con diligencia. Un compromiso que se adquiere no solamente con la sociedad y su emprendimiento, sino también con el estado.

Un emprendimiento sin problemas también depende de nuestra capacidad de resolver todas las obligaciones con prontitud.