Cómo elaborar una estrategia de comunicación eficiente II

En una entrega anterior se inició con la explicación sobre cómo realizar una estrategia de comunicación. El desarrollo de esta partía del Análisis de la Situación Actual, seguido del planteamiento de los Objetivos de Organización.

Ya que los objetivos son una brújula, es lógico que anterior a esto se realice una investigación exhaustiva del entorno. De las posibilidades tanto internas como externas. En muchas ocasiones las decisiones que se toman dentro de la organización, no provienen de un análisis sesudo y crean posibilidades a fallos, algo que, en un emprendimiento en sus etapas iniciales, debe evitarse a toda costa.

Acto seguido es necesario familiarizarnos con el término: “públicos”. Este término se refiere a todas aquellas personas que directa o indirectamente, tienen relación de comunicación con nuestra empresa. En otros tiempos la comunicación entre las empresas y los públicos se realizaba de manera unilateral, es decir, era la empresa la única que podía enviar mensajes y contaba con canales muy reducidos para hacer las funciones de receptor en el proceso de comunicación.

Sin embargo, con el advenimiento de las redes sociales, la posibilidad de los públicos a replicar se creó.

Por eso toda organización cuenta con públicos internos, aquellos que forman parte de la organización misma; y públicos externos, todos aquellos actores que no forman parte del emprendimiento.

públicos internos Accionistas, colaboradores, sindicatos, organizaciones de colaboradores, organizaciones de directivos, cooperativas, asociaciones internas en general, empresas subcontratadas.
públicos externos Clientes, el principal público externo son los clientes. Socios, competencia, autoridades gubernamentales, partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, muchos más.

 

Es por esto que en la actualidad el proceso que sigue una estrategia de comunicación, es determinar los públicos objetivos, estos mencionados. Al conocerlos y estudiarlos, la tarea se convierte en descomponer los objetivos en mensajes relevantes para ellos. De manera que eventualmente nuestros objetivos se cumplan y la relación con nuestros públicos sea en armonía y balance.

Cada uno de estos públicos por su parte, se encuentra en situaciones y ambientes distintos, y nuestras relaciones son de las más diferentes índoles. A través de redes sociales, con los clientes, cara a cara (con nuestros compañeros o colaboradores, por ejemplo), por lo que las formas de hacer llegar esos mensajes deben ser bien pensadas. Al estudio de este tipo de formas se le llama “Canales de Comunicación”.  En las entregas siguientes desarrollaremos cuáles son los canales más usuales y ejemplos del manejo de nuestros públicos.