Presupuesto – ¿Cómo armar un presupuesto para mi PYME del 2017?

Tener un presupuesto en nuestras empresas es probablemente la herramienta más importante, de la organización es una de las claves del éxito.

Mi padre me dijo una vez: Un negocio se construye con un conjunto de factores tales como: planes, presupuestos y las ganas de tener éxito.

Algo que he aprendido a lo largo de mi experiencia como empresario es que más que tener el dinero en el bolsillo, es necesario tener una proyección de las inversiones, recursos y estrategias de venta.

Mi primer negocio era sobre venta de productos informáticos, invertí en materiales, personal, locales, etc. Yo estaba de lo más emocionado, pero me di cuenta que mis ingresos solo eran para inyectarle capital al negocio, mi padre un empresario de antaño me hizo una observación, yo nunca hice un presupuesto y planes de gastos por emergencia, y eso me estaba matando el negocio.

Por ello te quiero compartir 8 puntos para crear un presupuesto y no malgastar tus recursos.

Elementos necesarios para la creación de un presupuesto para tu empresa

Realizar una lista de gastos fijos: Es importante que hagas una lista de todos tus gastos fijos como: sueldos, renta, luz, agua, teléfonos, etc. Debemos tener en cuenta que los gastos fijos serán siempre los mismos, pero no debemos confiarnos, es importante guardar una parte para gastos extras.

Crea grupo de presupuestos: Para tener un orden más marcado podemos crear grupos de gastos según nuestros rubros, por ejemplo: planillas, servicios, gastos administrativos, pago de impuestos, materia prima, promoción y publicidad, ventas, ahorro, emergencias, entre otros.

Personal: Analizar los puestos de la empresa  como administración, operaciones o mercadeo, a fin de definir sus sueldos.

Colchón de emergencia: Este tipo de presupuesto siempre debes tenerlo en cuenta, ya que ayuda en casos de emergencia, imprevistos naturales, delincuencia, malas temporadas, etc.

Reservas: Cabe mencionar que no confundamos la reserva con el colchón de emergencia, en la reserva tenemos variantes externas en costos derivadas de cambios de temporada, cambios de moneda o bien incrementos programados por distintas razones.

Prioridades: A inicio de cada año debes plantearte prioridades, como el caso de compra de materiales o sistemas, pero ¿es más importante eso, o integrar un nuevo vendedor? En ese sentido ¿qué es más importante el área de operaciones o la comercial? Debes plantearte distintos escenarios y así tomar tus prioridades.

Revisión de presupuestos: Dichas revisiones las puedes programar mensualmente, trimestrales, o como te sea más útil; esto debe convertirse en política de tu empresa, ya que de esta manera tienes control.

Pide ayuda: No está de más consultarle a tus colegas empresarios o a expertos en finanzas para terminar de armar el presupuesto de tu empresa. Recuerda que persona precavida vale por dos.

Por experiencia propia, te recomiendo que hagas lo que hagas, siempre crea un presupuesto basado en tus metas. Pronto te darás cuenta que cumplir sus metas es más fácil que nunca, siempre que tengas previsiones y planes.