5 consejos para iniciar una empresa

5 consejos para iniciar una empresa

“Estoy convencido que la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que han fracasado es la perseverancia” – Steve Jobs

Durante mis años de experiencia con clientes empresarios, y otros medios, he podido recabar información muy útil sobre los principales aspectos que todo emprendedor debe tomar en cuenta, a la hora de aventurarse en el fascinante pero arriesgado mundo de los negocios.

Muchas experiencias (prueba y error) en efecto sufridas por miles de emprendedores alrededor del mundo, han llevado incluso a la estandarización de reglas a tomar en cuenta, antes de abrir cualquier tipo de empresa. Te comparto a continuación 5 consejos para iniciar una empresa:

 

  1. Conocimientos y aptitudes elementales sobre el negocio

Es necesario que conozcas del negocio o tener un deliberado interés por conocer todos los pormenores de la actividad mercantil a desarrollar. Sin duda, un factor elemental será la capacidad de administrar o gerenciar. Recuerda que no es suficiente que tengas el deseo de hacer dinero a través de la realización de transacciones mercantiles. Hay que conocer el negocio.

 

  1. Necesidad de dinero o capital de trabajo inicial

Es recomendable que cuentes con disponibilidad de fondos para comenzar a operar y resistir los primeros meses previos a alcanzar el anhelado punto de equilibrio. Los expertos dicen que no es prudente comenzar a través de financiamientos o préstamos de terceros, ni mucho menos mediante el uso de tarjetas de crédito. Disponer lo suficiente para hacer frente a los costos fijos y variables ineludibles (pago de insumos, salarios, servicios, arrendamiento de local, publicidad, impuestos y tasas, etc.), hasta que las operaciones propias de la empresa permitan abonarlos sin mayores problemas, es clave para asegurar la permanencia en el mercado.

En el caso de emprendimientos, existen muchas organizaciones que contribuyen con capital semilla en proyectos innovadores y startups. Si tienes una gran idea de negocio, pero no dispones de capital de trabajo, te recomiendo que busques todas las oportunidades que hay para proyectos como el tuyo.

 

  1. Necesidad de una ubicación estratégica

La ubicación del negocio tiene suma importancia dependiendo del giro o actividad de la empresa.  Si tu negocio es de tipo B2C (business to consumer) debes tomar en cuenta la facilidad de estacionamiento para los clientes, tu mercado objetivo, niveles de seguridad, la cantidad de personas que pasan por el lugar, accesibilidad, entre otros. Creer que se puede operar exitosamente desde un determinado local, simplemente porque se trata de un inmueble de nuestra propiedad o de un pariente o amigo cercano, cuya renta es generalmente nula o de carácter simbólico, sin considerar los detalles antes expuestos, es un grave error lamentablemente muy repetitivo.

Situarse en el mejor lugar, podría indudablemente incorporar mayores gastos de alquiler, aunque ello se compensa con menores niveles de gastos en concepto de publicidad y otros; por lo que razones como éstas deben evaluarse antes de iniciar cualquier emprendimiento.

 

  1. Necesidad de objetivos y metas claras

La ausencia o escaso nivel de enfoque constituye una de las principales causas de fracasos. Querer serlo todo para todos es algo insostenible en el tiempo. Ello es así, debido a la evidente incapacidad de atender eficientemente una variada gama heterogénea de rubros y clientes, siendo casi imposible contar con los recursos humanos, materiales y gerenciales necesarios para atenderlos de manera óptima.

Ponte metas claras, y al igual que lo mencionamos antes para el financiamiento, hay organizaciones que te pueden ayudar a elaborar tu plan de negocios de una manera clara y sólida.  Guíate por objetivos SMART.

 

  1. Necesidad de asesorarse en forma legal y contable

Comenzar un negocio requiere de asesorarse en forma oportuna sobre los procesos legales y contables. Un error muy común a la hora de emprender, es pensar que se puede iniciar un negocio sin tomar en cuenta estos aspectos. Conocer los tipos de sociedades, la forma y ventajas de registrar marca o nombre comercial, así como la mejor forma de elaboración de contratos, son algunos aspectos en las que un abogado puede asesorarte. En el área contable, es importante conocer los sistemas, procedimientos, libros y documentos que te permitan trabajar en forma ordenada y sistemática, así como los procesos y documentación de carácter tributario.

Tomar riesgos es parte de un emprendedor, pero saber medirlos, te convierte en empresario.

 

 

Jorge Ernesto Serrano

Serrano Jaime Consultores

Abogado y Notario, Consultor Derecho Corporativo

www.serranojaimeconsultores.com

1 Comentario

  1. Edith el noviembre 16, 2018 a las 3:07 am

    Muchas gracias por esos sabios consejos que nos permiten crecer y ser sabios al tomar deciciones